PERU TOUR OPERATOR

Explorando Tours amazónicos y Caminatas Andinas desde 2007
PIRAMIDES DE LAMBAYEQUE

Explora el Valle de las Pirámides del Señor de Sipán

Visita los Antiguos Mausoleos de los Emperadores Mochica

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO DE LAS PIRÁMIDES EN EL VALLE DE LA LECHE

Este territorio es regado por el río La Leche, un río seco que se activa durante la temporada de lluvias estacionales de las montañas vecinas, no desemboca en el mar y riega naturalmente el desierto más grande del Perú. Este cauce también es activado cíclicamente por las lluvias provocadas por el Fenómeno del Niño, llenando el valle de sedimentos fértiles aprovechados por una agricultura que mantiene cultivos ancestrales a partir de un sistema de riego que aún conserva cauces prehispánicos. Este territorio conserva dos grandes asentamientos caracterizados por monumentales construcciones de adobe en forma de troncos de pirámide, que albergan contextos funerarios muy ricos, investigados científicamente, rodeados de un ecosistema de bosque seco ecuatorial, que alberga diversas especies de flora y fauna, algunas endémicas o amenazadas por el cambio climático. y efectos antrópicos.

La cultura Mochica es considerada una de las más importantes que se desarrollaron en la costa norte del Perú y es quizás la cultura preincaica de la que más aspectos conocemos debido a su múltiple y magnífica cerámica, en la que se puede encontrar un verdadero catálogo. . de la vida cotidiana del pueblo Moche. Este reino se desarrolló aproximadamente entre el siglo III a.C. y VI dC dentro del período Horizonte Temprano, su área de distribución principal estuvo en los valles de Trujillo y Lambayeque. Su singular desarrollo del poderío del Valle de Moche, que logró organizar un estado de conquista que sometió a los de Virú y otros valles, tanto al norte como al sur, formando un reino que se extendió desde Lambayeque hasta Nepeña, con extensiones hasta Piura, al norte, y Huarmey al sur.

La sociedad Moche estaba estratificada. Las clases sociales se redujeron básicamente a dos: líderes y pueblo. La economía se basaba principalmente en la agricultura y el comercio; la caza, la pesca y la recolección eran complementos. Hay testimonios gráficos sobre la ideología religiosa Moche, sus ritos y su sacerdocio. Un ser mágico-religioso aparece como figura central de la más alta jerarquía, se le identifica fácilmente por su boca de dientes de tigre con colmillos y por su gran tocado semilunar.

PIRAMIDES DE LAMBAYEQUE

Las principales pirámides del Valle de Lambayeque

Pirámides de Túcume

Pirámides de Túcume

Las pirámides de Túcume destacan por su extraordinario tamaño: según estimaciones, se necesitaron más de 130 millones de adobes secados al sol para construir la más grande, que tiene 450 m de largo, 100 m de ancho y 40 m de alto.
Según los mitos y leyendas, cada paso representaba una fase del desarrollo de la vida humana, que debía ser disfrutada plena e integralmente. El ascenso fue penoso y al llegar a la cima se logró un alto ánimo y la ceremonia en ese momento fue un acontecimiento festivo en la vida de aquellos seres humanos.
A diferencia de las de Egipto, las pirámides de América del Sur y Central no tenían puntas, pero sí grandes plataformas donde se ubicaban los templos. Las Pirámides de Túcume pertenecientes al Perú prehispánico, generan fascinación y misterio. En otras palabras, los habitantes del Lambayeque prehispánico fundaron una sociedad mítica que tenía una gran relación con las preexistencias naturales, cerros, mar, bosques secos; y, precisamente, estas preexistencias generaron mitos que dan vida a la arquitectura monumental.
Hay cerca de 26 pirámides y plataformas sobre este valle. Se estima que se utilizaron más de 130 millones de ladrillos de adobe secados al sol para construir la pirámide más grande, que tiene 450 m de largo, 100 m de ancho y 40 m de alto. Se cree que las pirámides se construyeron entre 1000 y 1500 a.
En Túcume encontramos pirámides que fueron las residencias de la élite de la cultura lambayeca. Están conectados a través de caminos internos con otros espacios como cementerios, templos sagrados y espacios habitables.

Principales atractivos del Complejo Arqueológico de Túcume

Principales atractivos del Complejo Arqueológico de Túcume

  • El Templo de la Piedra Sagrada
    Fue utilizado y respetado por el Imperio Inca. Es un recinto con un acceso muy reducido por el que solo puede entrar una persona. En su interior se han encontrado figuras de plumas bañadas en oro y plata. Aunque los incas solo destinaban ofrendas a los templos que vieron más importantes, como el Coricancha en Cusco, el Templo de la Piedra Sagrada también hubiera sido muy venerado por ellos.
  • Huaca Larga
    Es una construcción de colosales dimensiones, creció a lo largo de quinientos años, desde la época Lambayeque (la más antigua, 1000 a. C.), comenzando con la época Chimú (1375-1470 d. C.) y finalmente la Inca. . A lo largo de generaciones y nuevos gobernantes, Huaca Larga fue creciendo en altura, largo y ancho, rellenando antiguos recintos, formando así nuevos andenes sobre los que se construyeron nuevos recintos, pasadizos o rampas.
    Con una extensión de 700 metros de largo, 280 metros de ancho y 30 metros de alto, Huaca Larga es uno de los atractivos más majestuosos del complejo. No solo aparece como un lugar de culto religioso, allí se han encontrado evidencias de actividades artesanales y administrativas.
    Huaca Larga fue construida con 130 millones de adobitos y llegó a su cima en la antigüedad, según los historiadores, significó lograr la máxima purificación del alma humana. Fue un lugar donde tuvieron lugar innumerables sacrificios humanos.

  • Templo del Pájaro Mítico
    Este templo se encuentra justo dentro de Huaca Larga y data de la época de la Cultura Chimú. Se llama así porque está decorado con figuras y diseños de pájaros de todos los colores. Es reconocido por ser el lugar donde fue enterrado un personaje de élite: el Señor de Túcume, junto con 19 mujeres tejedoras y dos hombres, probablemente como parte de un sacrificio al momento de su entierro.
    Todos ellos eran de tierna edad y mostraban signos de haber sido sacrificados. Por el ajuar que las acompaña, se cree que fueron expertas artesanas. La gran cantidad de ofrendas en este templo, como figurillas de plata en miniatura, camélidos, caracoles y conchas sagradas (mullu -spondylus sp.-), estas últimas traídas de los mares del Ecuador, nos hablan de la gran importancia de la Huaca Larga, pirámide que aún en la época inca, cinco siglos después de su fundación, siguió siendo uno de los santuarios más importantes del Tawantinsuyu (Imperio de los Incas).
  • Huaca Las Balsas
    Se llama así porque está lleno de decoraciones con imágenes de balsas y aves marinas, redes y otros diseños relacionados con el océano.

Pyramids of Chotuna-Chornancap

Ocho kilómetros. de la ciudad de Lambayeque, en el distrito y provincia del mismo nombre, se encuentra un impresionante complejo arqueológico que abarca 95 hectáreas pertenecientes a la cultura del mismo nombre, que desde la década de los ochenta, y en especial desde el 2006, es objeto de excavaciones arqueológicas , así como investigaciones etnográficas y etnohistóricas cuyo principal objetivo es encontrar la posible relación entre la evidencia arqueológica y la leyenda oral que narra la existencia de la dinastía fundada por Naylamp.

En 2011, los arqueólogos descubrieron en un montículo de arena, unos metros al sur de la pirámide de Chornancap, evidencia de templos, plazas, sitios de habitación y algunos entierros. Una de las tumbas, datada entre los siglos XII y XIII dC, corresponde a una mujer cuyo ajuar revela su importancia en la estructura política y religiosa de la cultura Lambayeque. La estructura principal del complejo, la Huaca Chotuna es un edificio monumental de troncos.

En el sitio arqueológico de Chotuna-Chornancap destacan dos pirámides construidas en adobe crudo por los pobladores del período Lambayeque, 800 – 1350 d.C.: la pirámide de Chotuna, de 40 m de altura, con una rampa que primero la enfrenta y luego la circunda , y la pirámide de Chornancap, 1,5 km al oeste, más baja y con una rampa directa que conecta sus tres niveles. Ambos son pirámides troncocónicas: el cuadrado superior se usaba para ceremonias.
Junto a las pirámides se encuentran antiguas construcciones con muros de adobe. Algunas servían como talleres para el trabajo de los artesanos y otras eran lugares de residencia y funciones de la élite. También hay sitios de vivienda y cementerios para agricultores, artesanos y comerciantes.
En 2009, los arqueólogos del Museo Brüning ampliaron la excavación y revelaron un recinto con una plataforma en un extremo y un asiento en forma de trono con respaldo. Al sur de la pirámide de Chornancap se ubica un conjunto de templos, plazas, sitios de habitación y entierros, conocida como la residencia de élite. En él destacan dos altares, uno con columnas cilíndricas de madera y el otro, el principal, con columnas de sección cuadrada, comunicados por un pasadizo laberíntico.
Entre los dos altares, los arqueólogos en 2011 encontraron una mancha en el suelo. Al excavar, encontraron inicialmente ofrendas cerámicas de tipo Lambayeque tardío (1100 – 1350 dC) y cajamarquina costeña, que anunciaban la presencia de algo trascendental en el lugar.

Huacas Sagradas del Complejo Arqueológico de Chotuna

Huaca de los Frisos

Huaca de los Frisos

Una pirámide troncocónica relativamente pequeña, ubicada en la parte central del conjunto, es la que merece una mención especial porque en la esquina noroeste hay un templo que contiene una serie de relieves. El terreno tiene un patio de aproximadamente 30 m. x 16m cuyos muros internos estaban ornamentados con frisos en relieve pintados de amarillo.

El patio estaba asociado a una banca a la que se accede por una rampa central, también ornamentada con relieves, y desde allí a un escalón que conduce al umbral de un vano en el centro del muro sur.

Las cabezas de estas serpientes bicéfalas están asociadas al tocado de un personaje esquemático, a cada lado parece que la serpiente muerde la cabeza del personaje; En el centro interior de la serpiente de dos cabezas, dos animales aparecen cara a cara como si fueran ardillas, en el ambiente y para completar la escena aparecen peces, pájaros y serpientes.

El banco al que nos hemos referido junto al patio del Templo de los Frisos, estaría cubierto, se han encontrado restos de los pilares que sustentarían la cubierta. Estos pilares, que serían seis, se construyeron con un tronco de algarrobo utilizado como pie derecho al que se había enrollado una cuerda a la que se adhirió la torta de barro para darle forma cuadrangular.

De los pilares encontrados, dos carecen de decoración y los otros dos están ornamentados en sus cuatro frentes, con la representación del mítico pájaro en picado atrapando un pez y diversas figuras antropomorfas y zoomorfas. Los otros dos pilares habrían sido destruidos por saqueadores.

Huaca de los Sacrificios

Huaca de los Sacrificios

Situada a 240 m. al noreste de Huaca Chotuna, antiguamente llamada Huaca Norte por estar ubicada en el extremo norte del complejo. El lugar tiene dos niveles, el primero en forma de tronco piramidal y el segundo en forma de U abierta al poniente. Se han identificado varios momentos constructivos en la edificación desde el periodo Lambayeque medio-tardío hasta la ocupación Chimú-Inca. Es en esta última fase que se asocian las tres áreas con múltiples enterramientos. En total 33 entierros de individuos de diversas edades que fueron sacrificados. Las interpretaciones realizadas por los arqueólogos implican la posibilidad de ofrendas de sangre, corazón y cuerpo como alimento a los antepasados ya la huaca.

Templo de la Ola Antropomórfica

Templo de la Ola Antropomórfica

Aproximadamente 220 metros al norte de la Huaca Chotuna, el templo se construye en cuatro fases con remodelaciones continuas en cada una de ellas. El nombre responde al motivo que adorna una de las plataformas que representa un símbolo de la cultura Lambayeque: la ola antropomorfa. Este motivo, que tiene sus antecedentes en la cultura Moche, aparece profusamente representado en textiles, cerámicas, complementos de cobre, oro y plata, así como en los muros de algunas edificaciones sicán.

Huaca de Chornancap

Huaca de Chornancap

De planta rectangular, tiene tres niveles de andenes conectados por una rampa central, habría cubierto un área de 17 ha. y 25m. Los diferentes niveles de construcciones superpuestas sugieren un largo período de ocupación con múltiples reconstrucciones. Las campañas de excavación permitieron interpretar los diferentes períodos de construcción y remodelación en Chornancap, descubriendo en 1982 -durante la obra de Christopher Donnan- un patio con pintura mural policromada que correspondería a la fase intermedia de la ocupación entre 1100 y 1300 d.C. .

Los murales ubicados en la parte superior, aproximadamente 2,65 m. desde el suelo hasta las paredes blancas, representan una serie de personajes asociados a cabezas trofeo. Los colores utilizados fueron: rojo, amarillo, verde oscuro, verde claro, blanco y negro, todos ellos producto de pigmentos minerales. La datación de estas pinturas corresponde a 1100 y 1300 d.C.
Al oeste del patio de los murales descrito anteriormente, existe una zona de gran calidad arquitectónica en la que se encuentra una plaza de planta trapezoidal desde la que, accediendo por una rampa, se accede a una plataforma baja con dos bancos situados al este y al oeste.

Hacia el frente, en el centro de un banco longitudinal, se ha dispuesto una estructura en forma de trono, área que tenía un techo a través de los huecos encontrados, los mismos que debieron contener los postes. Esta zona ha sido llamada el Trono Sagrado de Chornancap.

Frente a cada uno de los bancos laterales hay pequeños cubículos cuadrangulares distribuidos simétricamente, 17 a cada lado y uno frente al trono, haciendo un total de 35 estructuras. A ambos lados del acceso a la plataforma hay dos estructuras en forma de podios en las que se destaca la forma del símbolo escalonado, lo que le da mayor simbolismo al lugar y hacia los costados de la plataforma, detrás de cada banco, hay algunos pasillos estrechos con acceso restringido. Hacia el sureste hay un pequeño recinto que debió tener alguna función de culto relacionada con la plaza del trono. Este espacio estaba techado, las columnas de algarrobo se han encontrado estucadas y pintadas de rojo.

A 93 metros al sur de Chornancap se encontró una estructura que al ser excavada dejó al descubierto una serie de depósitos, recintos, rampas, espacios abiertos y restos de pilares de lo que los arqueólogos dicen correspondería a una Residencia de Élite. Esta zona tiene dos sectores delimitados y separados por un muro: el sector ritual y residencial al norte y el sector doméstico al sur.

Tumba de la Sacerdotisa Chornancap

Tumba de la Sacerdotisa Chornancap

En el área ceremonial de esta estructura se encontró en octubre de 2011 el personaje femenino de la máxima jerarquía Lambayeque. Bajo un grupo de cerámicas de finísima elaboración y acabado, propias del estilo cajamarquino costeño y otras del periodo Lambayeque Tardío, Se encontraron dos mantos pintados con el motivo de la ola antropomorfa, en cuyo centro se cosieron 90 discos de cobre de 12,5 cm. diámetro. Al retirar estos mantos se encontró una estructura ovoide cuyo piso de barro registraba huellas de pisadas humanas de 3 o 4 personas como si se tratara de una danza asociada al cierre de la tumba. a 60cm de profundidad se encontró el fardo funerario de un personaje femenino del más alto estatus y jerarquía de la cultura Lambayeque, sepultado con un rico ajuar funerario compuesto por piezas de cerámica, bastón ceremonial de oro, pectorales de concha Spondyllus, cuentas de turquesa, de Conus y Strombus conchas, máscara de cobre plateado, orejeras de oro y plata, corona de oro, así como collares de discos, pulseras de piezas esféricas de oro y vasijas de oro y plata, todos ellos con motivos iconográficos muy elaborados. Este ajuar funerario corresponde a quien habría sido el personaje femenino de mayor rango, máxima autoridad política y religiosa en Lambayeque.

Tumba del Señor del Spondylus

Tumba del Señor del Spondylus

Bajo la tumba de la sacerdotisa de Chornancap, en 2012 el equipo de arqueólogos descubrió una nueva tumba a la que denominaron tumba del personaje de spomdylus que también debió jugar un papel jerárquico dado el rico ajuar que lo acompañaba con concentraciones de este molusco. en ambos lados de la cabeza y uno en cada mano. Lo particular de este entierro es que fue preparado para permanecer inundado por las aguas subterráneas durante 8 siglos, y debió tener algún significado especial en relación con la extracción del Spondylus en las profundidades del mar. A diferencia de la sacerdotisa, que fue enterrada sentada mirando al este, el personaje está en posición supina mirando al oeste. Se trata de un hombre de entre 30 y 40 años con ajuar funerario con orejeras, tocado, cerámicas que representan al Spondylus y los cuchillos que se utilizan para pescar, acompañado de dos individuos que también portaban el preciado molusco. La superposición de la tumba de la sacerdotisa y el personaje del spondylus, enterramientos realizados en dos momentos diferentes, plantea la cuestión de la posible relación entre ellos, o entre sus compañeros.

Huaca Rajada

Complejo Arqueológico Huaca Rajada-Sipan

Complejo Arqueológico Huaca Rajada-Sipan

El santuario arqueológico de Sipán, comúnmente conocido como «Huaca Rajada», consta de dos grandes estructuras piramidales de adobe alineadas de oeste a este.
Junto a estas montañas artificiales de lodo y rodeadas del color verde de la caña de azúcar se levanta una plataforma rectangular de tres niveles (Figura 1). La más grande ocupa un área rectangular de 130 metros cuadrados y la más pequeña 50. En su interior se albergaba la cámara funeraria del Señor de Sipán, el hallazgo arqueológico más notable de los Andes del norte peruano, ya que están ayudando a los investigadores a formular una más clara y más reconstrucción exacta de las civilizaciones del antiguo Perú.

Estas grandes pirámides, que fueron ampliadas sucesivamente, requirieron una gran cantidad de mano de obra y tierra para crear los ladrillos de adobe necesarios para la construcción. Probablemente, fue extraído de la laguna que se encuentra al sur del santuario. Además de estas estructuras piramidales, existe una plataforma rectangular, ubicada al este, que ocupa un área de 130 por 50 metros cuadrados, en la cual se descubrió la cámara funeraria del Señor de Sipán. Entre ésta y la primera de las pirámides hay una gran plaza. En este momento, a pesar de que se trabaja en él, es difícil saber exactamente los límites del complejo que tal vez podría extenderse bajo los actuales cañaverales.

Durante el año 1987, época de penurias, muchos campesinos buscaban oro y metales preciosos en Huaca Rajada bajo los adobes de las antiguas construcciones mochicas. Estos cazadores furtivos son conocidos en la región como «huaqueros» y, al mismo tiempo, el arqueólogo Walter Alva y su equipo intentaron realizar su trabajo de investigación, con criterio científico. Teniendo en cuenta que el motivo de interés era el mismo, las relaciones entre los arqueólogos y los pobladores eran muy complicadas, ya que muchos de ellos se dedicaban a saquear (huaquear) las tumbas.
Walter Alva y Alva los enfrentó desde el principio y logró aumentar la presencia policial en la zona, pero esto aumentó la tensión y mucho más cuando se produjo la muerte de Ernil Bernal, integrante de una de las bandas de saqueadores más conocidas. la región.
En estas circunstancias las excavaciones están a punto de suspenderse en varias ocasiones. Mientras tanto, saqueadores (huaqueros) profanaron una rica tumba. Afortunadamente, la policía incautó parte de los objetos saqueados en el domicilio de uno de los ladrones. Entre ellos había una reluciente cabeza humana de oro naturalista con ojos plateados y pupilas azul lapislázuli de 5 pulgadas de alto.

Esta hermosa efigie de nariz pronunciada recordaba a las famosas «cabezas retratadas» de la cerámica de la cultura Moche. Dos grandes y expresivos rostros de puma o jaguar de color cobre dorado mostraban su postura feroz con la boca retraída y afilados colmillos de concha roja de 16 cm de diámetro.
Entre otros, del total de treinta y tres objetos incautados por la policía a saqueadores, también había dos representaciones perfectas de maní en oro de hasta 9 cm. de largo (tres o cuatro veces el tamaño natural), solapas alargadas del mismo metal que imitan recortes de conchas, collares de cuentas y otros objetos dorados de cobre y plata.
Esta recuperación policial fue la más importante en muchos años dada la calidad artística y la perfección en la técnica metalúrgica de las piezas. Sin embargo, también parecía claro que estas piezas formaban parte de un tesoro mayor, que aún permanecía oculto. Solo un entierro de un gran personaje podría ofrecer artefactos de tan perfecta orfebrería.

Unos meses después, Walter Alva y su equipo localizaron en la plataforma el esqueleto de un joven que portaba un escudo en el antebrazo izquierdo y al que le habían amputado los pies. Era una especie de soldado guardián estratégicamente colocado para custodiar una tumba y la señal definitiva de lo que sería el descubrimiento más importante de la arqueología peruana en las últimas décadas.

Walter Alva y Alva señala lo siguiente: “apenas unos centímetros más profundo, había una cámara subterránea de 25 metros cuadrados protegida por diecisiete vigas transversales de madera de algarrobo que se extendían a lo largo de la cámara de este a oeste. Cuando se retiraron las vigas, se descubrió un sarcófago sellado de 2,20 metros de largo x 1,25 metros de ancho. Al retirar las tablas que cerraban el sarcófago, se encontraron tres grandes textiles que envolvían un cuerpo.
En su interior yacían los restos de un hombre a quien los arqueólogos decidieron llamar «Señor de Sipán» en alusión al concepto de señorío como organización sociopolítica de la Costa Norte y al lugar del hallazgo. Recordemos que “Siec” significa Señor en lengua Mochica y Sipán podría derivar de “Si-pang” o “Siec-Pan” (“Casa de los Señores”).

Agrega Walter Alva: “En su tumba se encontraron más de 600 objetos. Uno de los primeros hallazgos surgió cuando se removió una concreción de barro en el fondo de un espacio vacío, momento en el que apareció un rostro perfecto y diminuto. Era la figura humana central de una orejera de oro, sin duda el objeto de arte más bello y delicado del conjunto y, probablemente, el mejor ejemplo de orfebrería mochica conocido hasta la fecha.

Las riquezas y honores con que fue enterrado este personaje demostraron la importancia que alcanzó su figura durante su mandato. La ropa del señor vestía turquesa y una corona de oro. Las cuencas de sus ojos habían sido rellenadas con dos réplicas de sus ojos en oro. Su mentón estaba protegido por un antifaz, también de oro, y su nariz por una nariguera del mismo metal precioso. Su pecho tenía once pectorales con conchas de colores, brazaletes de turquesas, un lingote de oro en la mano derecha (el Sol) y uno de plata en la izquierda (la Luna). A su lado un cetro rematado con una pirámide de oro, y finalmente un collar con 72 esferas de oro. Pero el mayor tesoro encontrado fue una corona de 62,7 centímetros de ancho por 42 centímetros de alto, también de oro, que apareció bajo el cuerpo del Señor de Sipán y que solo aparece en la iconografía mochica relacionada con los personajes de la máxima investidura que atesoran honores  y ofrendas.

Los datos obtenidos en «Huaca Rajada» constituyen una clave importante para el conocimiento de la cultura Mochica y demuestran la cantidad de información que puede dar una tumba excavada científicamente, sin duda, mucho más que cientos de piezas sacadas de su contexto y expuestas en diferentes colecciones del museo. Con este hallazgo cambió el conocimiento e interpretación de la cultura Mochica. Los magníficos ornamentos, emblemas y vestimentas encontrados fueron claves para entender el contexto en el que vivió esta civilización y repasar su desarrollo tecnológico, así como sus estructuras sociales, políticas y religiosas. Y sobre todo, en cómo se manejó el paisaje.

Complejo Arqueológico Sicán-Batán Grande

Pirámide de Batán Grande

Pirámide de Batán Grande

El norte del Perú fue cuna de algunas de las culturas más importantes del Perú. Dejaron impresionantes construcciones que resumen su alto grado de desarrollo arquitectónico y la impresionante organización de sus sociedades. Dentro de estas culturas, cobra especial importancia el legado de la cultura Sicán, cuyo complejo arqueológico sigue arrojando nuevos descubrimientos al mundo de hoy.

Este complejo arqueológico se encuentra dentro del Santuario Histórico Bosque de Pómac (Lambayeque). Está formado por diversas estructuras piramidales construidas entre los siglos VIII y XII de nuestra era, que habrían funcionado como templos, casas, cementerios y talleres artesanales. Entre estas construcciones se destaca la Huaca “La Ventana”, en la que se encontraron hermosas obras hechas en metal, como el Tumi de oro o cuchillo ceremonial.

Conjunto de 20 pirámides de barro distribuidas en un área de 46 km2, dentro de la hacienda Batán Grande. Comprende las huacas Botija, Colorada, Horno de los Ingenieros, Huaca Loro, La Merced, El Santillo, Las Abejas, La Ventana, Rodillona, ​​La Facho, Cholope, Arena, Corte, entre otras, las mismas que se levantan en el medio. de algarrobos. Se cree que fue el centro de desarrollo de la Cultura Lambayeque o Sicán (palabra muchik que significa «casa o templo de la luna».

La Cultura Sicán llegó a dominar la mayor parte de la costa norte peruana en el momento de su apogeo. Sus habitantes eran hábiles orfebres que creaban piezas muy elaboradas en diversos metales como oro, cobre arsénico (aleación de cobre y arsénico) y tumbaga (aleación de oro, plata, cobre y arsénico de bajo quilate). También se destacaron como artesanos de la cerámica.

Una gran cantidad de estas piezas se pueden apreciar en el Museo Nacional Sicán, uno de los más modernos del país, que se encuentra en Ferreñafe y donde los visitantes pueden apreciar una impresionante recreación de las costumbres y formas de vida de esta cultura.

Huaca el Oro

Huaca el Oro

La huaca conocida como Huaca El Oro, es una pirámide de 35 metros. de 100 metros de lado, presenta una rampa en zigzag, con una plataforma al norte de 300 metros. de largo, elaborado con la técnica de cámara y relleno. En su base noreste y sureste se excavó la tumba de un personaje de la nobleza Sicán, la cual está acompañada de un importante ajuar de objetos de oro y actualmente se exhibe en el Museo Nacional Sicán.

Fue excavado durante octubre de 1991 y marzo de 1992. Mide aproximadamente 80 metros de lado en su base y alcanza más de 35 metros de altura. La excavación de la Tumba Este nos permitió encontrar un gran personaje enterrado a 12 metros de profundidad. Alrededor de la cámara funeraria había 7 nichos ubicados en sus cuatro lados. Los pisos de los nichos estaban cubiertos con láminas de «tumbaga» (aleación de cobre y oro o cobre, oro y plata). Se encontraron un total de 300 kg. de tumbaga, 2 tumis (cuchillos ceremoniales) de aleación de plata, 6 máscaras de tumbaga, collares de sodalita, ámbar, spondylus, amatista y cuarzo. Además, se encontraron 20.000 naipes de arsenical de cobre.

La persona principal fue encontrada con el cuerpo en posición invertida, con el rostro hacia el oeste. Tenía entre 40 y 45 años y su estatura era de aproximadamente 1,60 cm. Su cuerpo estaba cubierto de cinabrio (sulfuro de mercurio). Su cráneo fue aplanado, posiblemente porque de niño fue sometido a un proceso de deformación utilizando una tabla plana. No era zurdo, sin embargo, la copa con la que fue enterrado se colocó en su mano izquierda. Su cabeza fue separada de su cuerpo y colocada en un giro de unos 180º, sobre su rostro se colocó una máscara trabajada en oro de 14 kilates, en una sola hoja (52% oro, 31% plata y 17% cobre). ).
Otras joyas del Señor fueron: dos becerros de oro, seis pares de orejeras de oro, un adorno a modo de tocado con la representación de la cabeza de un murciélago y dos narigueras de aleación de oro.

Huaca las Ventanas

Huaca las Ventanas

Las Ventanas has an artificial platform full of tombs that were mausoleums of the main characters of the Sica dynasty, and of people who were related to them.
The department of Lambayeque has as one of its tourist attractions, the Pómac Forest Historic Sanctuary, located in the middle part of the La Leche Valley. Specifically in the area of the former paddock of the Batán Grande hacienda, northeast of the city of Chiclayo.
Regarding the Huaca Las Ventanas, it was an intensely looted area between the years of 1920 and 1969 and from this pyramid the gold Tumi symbol of Lambayeque was recovered. On the other hand, mural paintings with beautiful designs alluding to the sea have been recovered from this huaca and are reproduced in one of the rooms of the Sican museum.

TOURS RELACIONADOS

CUSCO, VALLE SAGRADO, MACHU PICCHU, TITICACA 9 DIAS

CUSCO, VALLE SAGRADO, MACHU PICCHU, TITICACA 9 DIAS

Desde $ 2580 US $ 2400 USD

Paisajes sublimes, vida salvaje, historia, cultura: Perú tiene más de lo que le corresponde. Sus afamados picos andinos cubiertos de nieve albergan los templos y fortalezas de los incas y otras culturas precolombinas, unidos por una red de senderos pavimentados.

food https://andeangreattreks.com/es
Cultura y Aventura
KUELAP & CAMINO INCA A MACHU PICCHU 14 DÍAS

KUELAP & CAMINO INCA A MACHU PICCHU 14 DÍAS

Desde $ 4620 US $ 4560 USD

El Perú estuvo habitado por las más grandes civilizaciones de América del Sur, como los Chachapoyas e Incas. Aquellos que han construido las mejores obras de ingeniería, en grandes áreas del hermoso paisaje de los Andes y la selva. Este tour lo llevará a las regiones más remotas del Perú, donde podrá conocer sus extraordinarias tradiciones y su rica historia.

food https://andeangreattreks.com/es
Cultura y Aventura
LIMA, CUSCO, CAMINO INCA, MACHU PICCHU, MANU JUNGLE, TITICACA 15 DIAS

LIMA, CUSCO, CAMINO INCA, MACHU PICCHU, MANU JUNGLE, TITICACA 15 DIAS

Desde $ 5500 US $ 5400 USD

Las maravillas de Perú lo esperan mientras camina por la selva amazónica del Manu, atraviesa las llanuras del Valle Sagrado de los Incas y pasea por las calles adoquinadas de Cusco en este viaje de 15 días desde Lima. Busque monos y plantas medicinales en el Amazonas, recorra el antiguo camino a Machu Picchu, experimente una estadía en una comunidad tradicional a orillas del sereno lago Titicaca.

food https://andeangreattreks.com/es
Cultura y Aventura
icon bote
LIMA, CUSCO, INCA TRAIL,  MACHU PICCHU, TAMBOPATA JUNGLE 10 DIAS

LIMA, CUSCO, INCA TRAIL, MACHU PICCHU, TAMBOPATA JUNGLE 10 DIAS

Desde $ 4320 US $ 4250 USD

Las principales vistas de Perú dejarán a toda la familia encantada con la grandeza escénica, los templos en ruinas, las ciudades coloniales, el asombroso camino inca a Machu Picchu, la Ciudad Perdida de los Incas, una vez enterrada bajo el bosque tropical que la rodea.

food https://andeangreattreks.com/es
Cultura y Aventura
icon bote
LIMA, NAZCA, TAMBOPATA, CUSCO, MACHU PICCHU 12 DIAS
BEST SELLER

LIMA, NAZCA, TAMBOPATA, CUSCO, MACHU PICCHU 12 DIAS

Desde $ 4550 US $ 4450 USD

Disfrute de las mejores vacaciones en Perú. Nuestro programa de viaje Majestuoso Perú lo llevará desde la costa y sus impresionantes líneas de Nazca, hasta el albergue en la selva amazónica rodeado de mucha fauna salvaje, recorrerá el camino Inca a Machu Picchu, culminando su viaje en Cusco.

food https://andeangreattreks.com/es
Cultura y Aventura
icon bote
LIMA, PARACAS, NAZCA, AREQUIPA, TITICACA, CUSCO, MACHU PICHU 16 DIAS

LIMA, PARACAS, NAZCA, AREQUIPA, TITICACA, CUSCO, MACHU PICHU 16 DIAS

Desde $ 4950 US $ 4850 USD

Visite Perú y descubra lo más destacado de Lima a Cusco en un viaje emocionante que abarca ciudades modernas y mundos antiguos. Desde las profundidades del cañón del Colca hasta las alturas de los Andes y hasta las islas únicas del lago Titicaca, sumérjase en la fascinante cultura peruana mientras descubre su historia enterrada en lo profundo de los muros de las ciudades perdidas.

food https://andeangreattreks.com/es
Cultura y Aventura

ARTÍCULOS IMPORTANTES

Lo que nuestros clientes dicen de nosotros

VER MÁS RESEÑAS
error: Content is protected !!