OASIS DE LA HUACACHINA

OASIS DE LA HUACACHINA

35 Lectores

OASIS DE LA HUACACHINA, MARAVILLA EN EL DESIERTO PERUANO

El oasis de la Huacachina, en Ica, es un lugar mágico. Sus hermosas dunas, atardeceres y lagunas hacen de este escenario el sitio perfecto para tener una cita, divertirse con los amigos o reflexionar sobre la vida.

En un paisaje lleno de palmeras, eucaliptos y huarangos. El oasis de la Huacachina deslumbra a los ojos curiosos, despierta la imaginación y se convierte en un atractivo imperdible para quien visita Ica. El oasis de la Huacachina se encuentra rodeada por kilómetros de dunas de arena fina que son utilizadas por las agencias turísticas para organizar excursiones en buggies 4×4 y practicar deportes de aventura como el sandboarding.

Oasis de la Huacachina

ORIGEN DEL OASIS DE LA HUACACHINA

Estudios determinaron que su procedencia es debido al afloramiento de aguas subterráneas del acuífero de Ica que al encontrarse a mayor elevación es quien provee de agua a la laguna Huacachina de 379 m.s.n.m.

EXTENSIÓN:

El espejo de agua de Huacachina tiene una extensión de 100 m. de largo por 60 m. de ancho.

¿QUÉ SIGNIFICA HUACACHINA?

El nombre de Huacachina, etimológicamente está relacionado con la palabra quechua “huacay” que significa (llorar) y la expresión “china” (mujer); es decir “mujer que llora” o “mujer que hace llorar.

UBICACIÓN DEL OASIS DE LA HUACACHINA

Este gran atractivo se halla en el departamento de Ica en Perú, a cinco kilómetros al oeste, a 10 minutos en auto de la capital de Ica. Está situada en una depresión de terreno dando vida a la hermosa y abundante vegetación que la rodea.

ORIGEN DEL OASIS DE LA HUACACHINA

HISTORIA DEL OASIS DE LA HUACACHINA

Su historia se remonta a tiempos antiguos cuando fue habitada por pobladores Yungas, Mochicas y hombres que provenían del Chinchaysuyo; posteriormente fueron conquistados por los Incas durante el gobierno de Inca Yupanqui o Túpac Inca Yupanqui.

Antes del siglo XIX la laguna era usada para lavar ropa por pobladores que venían desde Ica, Comatrana y San Joaquín; pero luego de la publicación de una crónica de los comentarios reales de los Incas de don Ricardo Palma la laguna se hace pública por la virtud de curar dolencias.

Mas tarde en 1869 el científico naturalista Sebastián Barranca visitó la laguna y constató la presencia de sales minerales en sus aguas; convirtiéndose a partir de esa fecha en el principal difusor de las propiedades curativas de aguas; ya que eran ricas en sustancias sulfurosas y salinas.

En los primeros años la atracción fue uno de los más exclusivos balnearios, con viviendas, restaurantes, hoteles, y donde también se construyó un magnífico malecón rodeando la laguna, ornamentado con alamedas, barandas y vestidores para los bañistas que se sumergían en las aguas de la laguna; lo cual hoy en día no es recomendable hacerlo, ya que de cierta forma ya no son tan puras y curativas como en antaño.

HISTORIA DEL OASIS DE LA HUACACHINA

LEYENDA DEL OASIS DE LA HUACACHINA

El oasis de la Huacachina también tiene parte de su encanto en una leyenda; en esta se cuenta que hace muchos años, una princesa llamada Huacca China vivió en aquel lugar, ella era de ojos verdes y aparte de ser bastante hermosa poseía una voz tan preciosa que su solo canto hacía ablandar los corazones de los hombres de tal manera que nadie podía evitar llorar ante su melodía.

La leyenda cuenta que en una ocasión cuando la princesa se encontraba sola, un cazador la vio y quedó prendado de ella de tal forma que empezó a perseguirla. La princesa empezó a correr para escapar de los malos deseos de aquel hombre; en el camino el traje de la dama empieza a desgarrarse por los obstáculos hasta que finalmente se le desprende y se convierte en una sábana de arena (el desierto). Tras ello se le cae también un espejo que siempre llevaba consigo y se convierte en una laguna (la de Huacachina); y viendo la princesa que no tenía escapatoria de la amenaza de su agresor, la hermosa mujer se sumergió en la laguna para poder huir, pero quedándose transformada en una sirena.

Los pobladores de Ica cuentan que aún en nuestros días aquella sirena sigue apareciendo en las noches de luna llena y su canto se puede continuar oyendo.

El 2014, consiguió la categorización del Ministerio del Ambiente como Área de Conservación Regional de la Zona Reservada Oasis de la Huacachina.

LEYENDA DEL OASIS DE LA HUACACHINA

DEPORTES DE AVENTURA EN EL OASIS DE LA HUACACHINA

En la actualidad el desierto que la rodea también es un atractivo por sí solo; gracias a sus impresionantes dunas , brindan un abanico de opciones para los que  quieran practicar y disfrutar de deportes de aventura, ya que sus arenas son de hasta 250 metros de riesgo vertical ideales para surfearlas a toda velocidad.

Entre ellas llegan a destacar los paseos llenos de adrenalina en buggies y el “sandboard”; asimismo sus dunas cuentan con nombres propios: La Catedral, Santiaguillo, Orovilca, Norte Orovilva y Saraja.

DEPORTES DE AVENTURA EN EL OASIS DE LA HUACACHINA
error: Content is protected !!